jueves, 9 de julio de 2009

Poesía sobre el Medio Ambiente



Erosionada montaña


Erosionada montaña se queja,

siendo su queja una verdad,

ya no son como ayer sus mañanas,

desde que llegó la ciudad.


Cada vez menos flora y fauna,

no está el civilizado indio que la cuidaba,

salvajes industrias la dañan,

hasta explotan sus entrañas.


Miles de años estuvo limpia,

ahora esta el basural,

sus ríos llenos de fealdad,

hasta el aire sucio está.


Su único consuelo es esperar,

sabe que el hombre no durará

solo que teme quedar sola,

tras la guerra nuclear.


Javier R. Cinacchi

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada